jueves, 28 de mayo de 2015

La Guerrillera

Escribí muchas veces de lugares para conocer. Me la pasé yendo a mercados, recorriendo puestos, probando cosas, oliendo otras, pensando recetas, dando recomendaciones... en definitiva, di vueltas por muchos lugares.

Fui a bodegas, probé vinos, probé uvas, probé desde tanques de acero hasta piletones de cemento con uvas frescas, vinos en plena fermentación, y otros ya terminados. Horas de recorridas por bodegas.

Me puse a filmar recetas. Cocinar cosas ricas. Cosas simples. Cosas nuevas. Cosas típicas. Ensuciar la cocina, limpiar, volver a filmar. Acomodar ollas, ordenar utensilios, afilar cuchillos. Ocupar tardes y
tardes editando videos, subiendo recetas a YouTube.

Senté el culo muchas veces sin que fluyan las palabras frente al monitor mientras respondía mensajes por Facebook o Twitter. Otras agarré mi agenda y anoté, de la forma que pude mientras hacía equilibrio en el colectivo, ideas que surgían, conceptos, frases, sabores, recuerdos, memorias, olvidos.

Pensaba que todo eso hacía a mi vida... pero me di cuenta que mi vida estaba al lado mío.

Ella me acompañó por las bodegas, por los viñedos, por los mercados, por los países, por las ciudades, por los restaurantes, por la cocina, hasta dejarme posar los pies sobre sus piernas mientras, en silencio me hacía compañía, y yo buscaba que las palabras fluyan para hablar de comida, cocina, sabores, ideas. Ella siempre estuvo ahí.

Es lindo detenerse un minuto a pensar que la vida no es lo que uno hace sino el amor que se forja por quienes están al lado, para apuntalar nuestros ideales, nuestros gustos, intereses, energías.

A la par de todas esas cosas ricas de las que hablo, todas las recetas que comparto, las crónicas de viajes, y momentos vividos está ella, Ingrid para los conocidos. Nana para los amigos. La Guerrillera para mí.

Todos tenemos una inspiración, y aunque no lo crean, la mía no es la comida, sino la compañera. 

Gracias por acompañarme en esta guerra de sabores que tantas sonrisas nos saca a ambos día a día. Hay un guerrillero porque hay una guerrillera que le hace el aguante.

Te amo.




El Guerrillero Culinario


https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK





3 comentarios:

Pecas dijo...

me emocioné. Bellos!

Adriana Naser dijo...

Me encanta tu blog pero estadeclaracion de amor es sublimeeeee!!!!!! Sigo leyendote con avidez.saludos

Adriana Naser dijo...

Me encanta tu blog pero estadeclaracion de amor es sublimeeeee!!!!!! Sigo leyendote con avidez.saludos