jueves, 2 de julio de 2009

Bar El Federal – Un Picadito en el centro de San Telmo


Nombre: Bar El Federal
Tipo: Restaurante, Bar
Estilo: Porteña, picadas
Dirección: Perú y Carlos Calvo 399
Teléfono: 4300-4313

Evaluación
Cocina: Excelente
 Ambientación: Muy Buena
Atención: Muy Buena
Precio: Económico
Ideal para: Parejas, extranjeros, grupos de amigos, solos.

San Telmo se detuvo en el tiempo; barrio que todavía mantiene las fachadas de muchos conventillos (como ahora está de moda decirles PH’s) se resiste a la invasión de postmodernidad que atacó a los barrios de Palermo o el falso colorido de las casas de La Boca.
En la esquinita, mejor dicho en la ochava, se encuentra la entrada a este mítico bar al que sólo le faltaría tener clientes con funyi, chaleco o traje, para traernos la imagen de los años 60 de la Capital Federal.

El bar, aunque un poco frío, resulta acogedor. Optamos por sentarnos en la barra, para no tomar una silla cerca de la puerta y porque yo disfruto más de comer en la barra que en una mesa. La barra está a la altura de las mesas y los barmans (que en este caso son más mozos y/o encargados) están en desnivel para poder atendernos bien. Abunda la madera, en todo aspecto, y se ve el chiringuito bastante limpio.

El problema de la barra es que uno se termina tentando con todo lo que se despacha. Tomamos la carta y definimos que la mejor opción era una picada (El Gran Federal) la cual dicen que es para 2 personas pero aconsejo pedirla entre 3, a menos que esté dispuesto a comer fiambre como si fuera un servicio de buffet libre. La calidad de los fiambres arranca en muy buena para llegar a excelente (el queso azul me hizo recordar al Roquefort que comí en Francia!).


La panera incluye un pan símil figazza de manteca pero del tamaño de un tarro de cuarto kilo de helado, el cual divisé que era el elegido por muchos en su vasta carta de sándwiches fríos y calientes (la que tiene variedades de pollo, lomito, hamburguesa, fiambres, etcéteras y muchas más etcéteras).

Para beber nos pedimos cerveza tirada de la casa, una roja y una negra. La roja era suave y amarga, muy ligera. La negra igual de amarga pero más densa e intensa. Además había una linda variedad de bebidas, interesantes acompañamientos para buenas picadas.

En un momento trajeron a la barra una placa (similar a las que uso para brownies de 32x22cm, en la que había un strudel de manzana. Más bien era como una especie de torta gigante, la cual la cortaron en 12 porciones, cosa que me pareció completamente exagerada ya que de ahí sacaría por lo menos 20 porciones. Compramos una para llevar y nos duró 2 días. Para ser un strudel era suavecito, tenía muchas pasas de uva y valía la pena probarla.





El Guerrillero Culinario

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Se ve muy bien... gracias a tu comentario y fotos es el próximo lugar al que quiero ir... después de conocer Millon... después te cuento :p

Seguí así... estamos esperando los comentarios de Sarkis!!!

Lu.

Anónimo dijo...

el otro dia fui con mis viejos a comer al café San Juan... la verdad... riquiiiisimo todo!!
Comimos unas tostas de hinojo y salmon.... tenian una salsa q no se q tenia pero era MORTAL!!
desp me pedi unos crepes negros rellenos con puntillitas de calamar y otra salsa de no-recuerdo-que! venian en una sarten enorme, tamaño para compartir a full.... lastima q no sabiamos del tamaño tan exagerado y pedimos 3 platos principales!! el otro era la bondiola con pure de batata, y mi vieja unas fetuccinis al ajo riquisimos...
con dos botellas de stella... gastamos 99 pesos por cabeza... caro, pero impresionantemente exagerado!! si pediamos 1 plato menos nos alcanzaba igual (tuvimos q dejar comida...como odio eso!)
recomendable 100%... para ir con mucha hambre, o para compartir los platos principales y entrantes.. SIEMPRE!!

Anónimo dijo...

me acabo de dar cuenta q postie algo del cafe san juan en el bar el federal!!! si queres cambiarlo todo cool :):)

Angel Nuñez dijo...

Gracias por la data iremos a degustar ;)