viernes, 26 de junio de 2009

La Mamma Rosa – Mangia che ti fa bene

Nombre: La Mamma Rosa

Tipo: Restaurante, Cantina

Estilo: Italiana, Porteña

Dirección: Jufré 202, Villa Crespo, Buenos Aires

Teléfono: 4777-6972 (hacen delivery)


EvaluaciónCocina: Excelente
Ambientación: Buena
Atención: Buena
Precio: Económico
Ideal para: Familias, grupos de amigos.

Perdida en una esquina de barrio está La Mamma Rosa, una cantina un poco italiana, otro poco argentina, que no puede faltar entre los lugares por donde nuestro paladar tiene que hacerse presente. Siempre hay un lugar destacado en un punto frente a todos los demás restaurantes. Aquí nos encontramos con la mejor “panera”. Hay paneras con más o menos variedades de pan, hay paneras que incluyen queso crema o manteca saborizada, pero la panera de La Mamma Rosa es única, ya que viene acompañada de mortadela. Sí, mortadela comparable con la mortadela italiana, además del pan blanco y pan de pizza (focaccia al formaggio).

La carta es abundante, ya casi llegando al límite en el cual nos podemos frustrar por no decidirnos entre tantos platos, pero a no desesperar, mejor dirijan la mirada a la caja, situada cerca de la cocina, ahí notarán muchos papeles escritos a mano con los platos del día (como ser el mondongo, cordero con papas, empanadas de carne, etc), más tentadores y más frescos.

Esta cantina es ideal para disfrutar de a muchos, ideal una mesa redonda de 5 o 6 personas, ya que los platos son terriblemente grandes. No pedimos entrada sabiendo que los platos eran grandes (aunque resultaron más grandes de lo esperado).
Pedí una cazuela de pollo y mi novia se pidió unos ñoquis de papa con estofado de carne. La cazuela (pollo, tomate, ají rojo, ají verde, papas, cebolla y arvejas) era un 9 porque no llegó en la temperatura ideal, pero la combinación de sabores no tenía crítica posible.

Los ñoquis tenían la cocción ideal, no crudos ni muy cocidos, aunque la salsa no tenía la consistencia deseada si uno la compara con la verdadera pomodoro italiana, sin embargo el estofado de carne nos hacía olvidar la salsa por completo. Todo esto acompañado de un vino tinto Lopez ; cabe destacar que, más allá de la buena atención por parte del mozo, habíamos pedido un vino tinto Carrascal y por error nos trajo este. Con la panza llena decidimos igualmente probar al menos un postre, y la decisión unánime recayó sobre la tarantella , similar a un budín de pan pero con dos capas de manzana intercalada. La base estaba demasiado cocida por lo que tenía un ligero sabor a quemado, pero la textura final del postre fue muy buena y recomendable a la hora de probar algo diferente al típico budín de pan. La variedad en los postres era muy interesante.

A la hora de pedir la cuenta nos llegó en un santiamén, raro de una cantina repleta de gente (realmente ruidosa y poco recomendada para una velada romántica) con las mesas bastante juntas y una decoración austera y simple, en la que abundan los cuadros de caballos de carrera.




El Guerrillero Culinario

4 comentarios:

Humpty Dumpty dijo...

La Mamma Rosa es un lugar para volver; el mozo se equivocó con el vino, no nos prestó mucha atención y no avisó que había platos (¡¡EXQUISITOS!!) fuera de carta, y sin embargo... no veo la hora de volver. A veces, la comida es tan pero tan buena que el resto se perdona.

Anónimo dijo...

Lo mejor... es la mortadela de la panera!!!
Recomendable, gracias Lio!!!!
Lu

Anónimo dijo...

Quedé encantada con el lugar. Fui en junio 09 invitada por mi amigo Carlos Ranieri. Soy de Guayaquil - Ecuador.
Sandra

Anónimo dijo...

Hace años que visito La Mamma Rosa, donde la comida es deliciosa y el trato es más que grato. Personalmente recomiendo las pastas y debo destacar que preparan y envían a domicilio. Es un lugar donde siempre me pareció obtener calidad a precios módicos.