lunes, 4 de enero de 2010

Untertürkheim - Orele Orele Orele Hi Hu

Nombre: Untertürkheim

Tipo: Restaurante, Bodegón

Estilo: Alemana, cervecería

Dirección: Humberto Primo 899, Capital Federal

Teléfono: 4307-3265


Evaluación

Cocina:
Excelente

Ambientación: Muy Buena

Atención: Muy Buena

Precio: Medio

Ideal para: Parejas, amigos.


Este bodegón, en una esquina de la zona de San Telmo, ya era un viejo conocido, pero no habíamos podido plasmarlo en fotos, por lo que gracias al blog volvimos.

Los alrededores no son de lo mejor, especialmente a altas horas de la noche, pero a no desesperar si logra ubicar el auto en la puerta ya que hay movimiento todo el tiempo gracias a un par de comentarios en revistas que hicieron de ese lugar de picadas y cervezas una especie de pulpería de picadas para la muchedumbre.

Ya dentro nos encontramos con un local no muy amplio, con una barra tampoco grande y mesas dispersas. Unas cuantas botellas de cerveza decorando el ambiente nos ayudan a marearnos antes de comenzar a tomar ya que la carta es bastante amplia tomando en cuenta el bajo consumo per cápita y la alta presencia de la industria nacional.

Grave error el nuestro al decidirnos por las cervezas tiradas Antares. Aquí es donde muchos irán al extremo del explorador para cerrar la ventana, y puede que tengan su parte de razón, pero a mi parecer, ambas cervezas carecían de sabor. Pedimos una roja (Scoth) y una negra (Porter), la verdad que esta última tenía un sabor similar a una Brahma Bock pero más amarga. La roja era tan ligera que parecía directamente agua. Puede que el paladar argentino esté adaptado a cervezas demasiado livianas, como lo demuestran todas las publicidades, pero siendo hijos de alemanes yo tomaría el recaudo de servir cervezas tiradas más interesantes. Sin ir más lejos, en Olsen probamos una cerveza negra artesanal, fuerte, intensa, melosa, suave, aterciopelada.

La oferta en cervezas embotelladas es buena; sobre todo me gustó la idea de servir en el vaso de la marca cada cerveza, hecho que respeta el interés del fabricante de ofrecerlas en su debido recipiente. La tirada la servían en pintas, las pilsen en los vasos altos, y así sucesivamente.

La carta de principales es simple, básica y bastante representativa de la cocina alemana. Es cierto que para el paladar nuestro resulta reducida en variedad, pero equilibra mucho la llegada del plato donde los sabores y guarniciones nos quita la duda y nos auto-proclamamos alemanes durante ese ratito en el que la salchicha alemana se funde en la boca junto con ese ácido chucrut que nos enjuaga los sabores grasos para volver a un sorbo de birra. Caro se pidió la salchicha, la cual estaba muy buena, casi casi como la salchicha ahumada casera de La Casa Polaca. El plato fue abundante y equilibrado.

Aunque no aparezca en la foto, me tenté con un Pretzel casero y estaba muy bueno, así como los panes integrales de la panera que duraron menos que un Cabsha. Ahora sí, hablando de mi plato, el cual estaba compuesto por dos suculentas rodajas de cerdo, con las mismas guarniciones y con una salsa de mostaza de dijón intensa, estaba realmente increíble, al punto que son las 3 de la tarde y pensar en ese plato solo me provoca un torrente de saliva en la boca.

No hay que olvidar que también hay picadas de productos fríos y calientes, el fuerte de este restaurante, porque la relación precio/cantidad y calidad, es por sobre todo, algo muy apreciado estos días.

De postre teníamos la opción tarta de manzana pero fue desplazada por la porción de torta de chocolate con bocha de helado. Para la próxima les actualizo la foto de la tarta de manzana, que hasta donde recuerdo era una típica stroisel bien mantecosa y con suficiente canela para sentirse un pájaro carpintero. La torta de chocolate era lo más parecido al pecado capital, realmente rica.

En definitiva, este restaurante alemán de pocas pretensiones seguramente entre en la lista de los lugares para salir a tomar algo con amigos o con su pareja si desea pagar lo que vale una buena comida sin un costo adicional exagerado. Les recomiendo que se tomen el tiempo de probar otras cervezas que no sean las argentinas, no por desmerecer la calidad de estas, sino porque son sabores muy diferentes, pueden arrancar con una Staropramen Granat, una Pilsen Urquell o una Erdinger.




El Guerrillero Culinario

10 comentarios:

Leno dijo...

Felicitaciones por el "relanzamiento" del blog!!! Justo vengo de Villa General Belgrano donde pasé por el famoso Bierkeler, donde por 120 pesos te dan un plato degustacion con kasler, 4 tipos de salchichas, chucrut, repollo morado, ensalada de papas y una olla de puré de manzana. Comen 4 muy abundantemente, y el chop de tirada esta 10 pesos.

Después pase por la fiambreria Federico, que según un cocinero amigo, es una cagada.Igualmente me compre un buen trozo de leberkase y cuatro costillitas ahumadas, estas ultimas a 20 pesos, nada mal.

Con el tema de la Antares, no se si no la habias probado antes, pero yo al menos las veces que la probé les sentí un sabor bastante fuerte. A lo mejor era por problemas de almacenamiento del local o algo así. Las cervezas rojas en general no me gustan por ser muy amargas, y precisamente por eso no me gustó la antares Scoth, como dirían en los simpsons "demasiado gusto a ovejero aleman". La rubia si que no tiene gusto a nada, y la Porter cumple, como la mayoría de las Porter. Mi preferida es la Antares Oktoberfest, que tiene una onda tirando a las grandes rubias alemanas como la Spaten o Lowenbrau, sin llegarle a los talones, claro.

Le Cuisinier dijo...

Gracias Leno.

Las antares no las había probado y por eso me sorprendió que no tengan el sabor amargo que busco en las cervezas. A su vez, si la cerveza es muy dulce, como una buena Guinnes for Export o hasta una Brahma Malzbier (que venden de vez en cuando en Me Leva Brasil) también me gusta. El tema lo tengo con las cervezas que se toman muy fácil, porque en vez de acompañar la comida, son más bien una forma de bajar la sed, como la típica Caña española.

Yo a veces me pregunto: ¿Cómo hacés para estar en todos lados? ¡Sos como Droopy!

Leno dijo...

Jaja es casualidad! Ayer me hice las kassler de esta fiambreria Federico y estaban espectaculares. Hoy desayuné el Kasler, y no es el de Köln, pero está bueno.

Con el tema cervezas, en Alemania mi impresión fue que en general las cervezas tenían mucho caracter, pero a pesar de eso te las pasabas como si fuera una budweiser; y lo mejor, al otro día no tenías resaca. Seguramente será por eso que por ley solo pueden usar los 4 ingredientes naturales.

Cuando pasé a Italia, me quería matar, cerveza como la de acá, fea resaca y gusto a perrito.

(No se si lo viste, pero hay un cap. de los simpsons que Homero se pide una birra europea, y dice "este gusto me resulta familiar", plano a la fábrica y hay una pileta de cerveza con perros nadando, la prueba un tipo con bata blanca y dice "mmm le falta mas perros". Como dicen que el vino tiene gusto a piedras, me pareció una muy buena forma de describir las cervezas que tienen ese olor rancio que produce el mismo rechazo que oler a un perro sucio y mojado.)

Leno dijo...

Errose: donde dice "hoy desayune el kasler·, debe decir "hoy desayuen el leberkase"

Le Cuisinier dijo...

Recuerdo el capítulo donde se ve a los perros nadando en un tanque grande.

Es cierto que hay diferentes gustos en las cervezas y el del argentino promedio está reducido a un solo tipo. También influye la ley que decís vos (Reinheitsgebot) en la cual se obliga a utilizar ciertos elementos y de esa forma la calidad se ve reflejada en las buenas prácticas para sacar un producto bueno con menos recursos. En los vinos es parecido, un vino que te da dolor de cabeza es porque le pusieron anhídrido sulfuroso en cantidades.

Con la cerveza tomé un camino y es dejar de comprar botellas grandes para comprar buenas ofertas en Jumbo o Disco o Norwik Hnos de cervezas importadas de trigo o de estilos diferentes, como la típica Bavaria o algunas Export. Creo que no tiene gracia tomar 1 litro de cerveza mala si se puede tomar 300cm3 de una excelente por el mismo precio.

A ver cuando vamos a comer a algun lado. Ayer fuimos a La Escondida, en unos dias pongo la crítica (me faltaban las fotos, ya fui como 10 veces a esa parrilla) y en estos días vamos a ir a El Buen Sabor (comida africana).

Te paso una receta simple, capaz más para clima frío, que es una adaptación del Bigos Polaco:

Comprás un frasco de chucrut (hay una marca argentina que está a buen precio), lo ponés en un colador, lo enjuagás para sacarle un toque de acidez y vinagre, y lo ponés en una olla, preferentemente de fondo medio grueso, junto con caldo de carne (agua + Knorr), y le tirás trozos de panceta y carne como asotillo, tortuguita o similar, bien firme, también podés ponerle salchicas ahumadas tipo Frankfurt y si querés hongos de pino (no es necesario hidratarlos porque ya se hidratan con el guiso), agregale una cebolla cortada tipo juliana, algunas semillas de mostaza (opcional), dos cucharadas de salsa barbacoa (opcional), pimentón en cantidad, y a cocinar a mínimo unas 3 o 4 horitas... después me contás. Va muy bien con un cabernet simple y básico o con una buena cerveza negra tipo doppelbock.

Leno dijo...

Tienta, voy a probar! Esta bueno que ahora llegan incluso a Disco buenas cervezas a precios no tan altos. Sobre todo si tenés en cuenta que en un bar te pueden cobrar 15 pesos un vaso de cerveza mediocre, pagar 6 por un porron en el super no esta nada mal. La Leffe la probaste? Está en mi top 3 de las ciento y pico de cervezas que probé en el viejo continente (igual eso es taan subjetivo) (La Grolsch, o algo así que acá la venden carísimo figura en mi libretita con 1 estrella sobre 5.)

Punto y aparte, te paso las especificaciones oficiales (las encontre en ingles) para la Vera Pizza Napoletana. Mas hinchapelotas estos tanos!
http://www.fornobravo.com/vera_pizza_napoletana/VPN_spec.html

Sino acá hay una receta prácticamente igual, pero con menos tiempo de levado: http://www.fornobravo.com/pizza/pizza_dough.html

Cuando quieras nos juntamos, yo por ahora tengo las vacacioens medio en el aire!

Le Cuisinier dijo...

El primer link es increible. Ni el que redactó los pasos habrá hecho la pizza así más de dos veces. En el segundo link no pude dejar de pensar que el Turco usaría Harina CAPUTO...

La leffe la probé varias veces porque acá se consigue por suerte! Es una excelente cerveza. El tema es que probé cervezas pero no tantas como para poder elegir, igual me llevo anotadas unas 150 cervezas que me tentaron por la descripción para probar.

La Grolsch es una cerveza holandesa normal, muy parecida al paladar nuestro de consumo de cervezas, como así la Stella o la Heineken. El problema acá es que, si no es importada, la hacen diferente al lugar de origen. Una Stella en bélgica no tiene el mismo sabor que acá, porque acá no se usan las mismas maltas ni la misma calidad de agua.

Una cerveza que tomé en españa y me gustó muchísimo es la Voll Damm (doble malta). La verdad que es un caño esa cerveza!

La Schofferhofer Hefeweizen se consigue acá y es una cerveza alemana muy interesante, de esas cervezas que tienen ese sabor a cilantro, a bananita dolca, como fresca pero delicada.

Leno dijo...

JAjaj viste que quilombo para hacer una puta pizza!! Si me decís que es otra cosa mas elaborada peude ser, pero para hacer una galleta de harina agua y levadura tanta vuelta... la verdad que no se justifica tanto trabajo para tan poca diferencia.

La Schoffer no la probé, pero tienta la descripción, voy a probar. Yo no sé si la vez que la probé me habrá caído mal porque venía acostumbrado a probar cervezas mas clásicas europeas. Lo que decís del agua es verdad, la Heineken de acá no me gusta, la de allá sí. Me contaban en Polonia que no se cual cerveza local estaba buenísima, pero la compro una multinacional, mudó la fábrica a otro lado, y ya no gustó mas, por el tema del agua. Hablando de Polonia me hicieron probar una cerveza sin pasteurizar, que tenía fecha de vencimiento como la leche, había que consumirla en la semana. Encima de sabor estaba muy buena, muy muy intenso, pero sin espantar.

Le Cuisinier dijo...

Tené cuidado con todas las Hefeweiss porque tiene la levadura dentro, osea, es una cerveza sin filtrar, bastante turbia, y al final de la lata están las levaduras, por eso siempre hay que cuardarla vertical y servir el 90% de la cerveza para no tomarse las levaduras muertas.

Seguramente haya sido InBev la que chupó a la cervecería. Es uno de esos gigantes que toman cervecerías y las hacen más productivas pero de sabores más básicos.

Yo pensé que era joda lo del agua hasta que hicieron una cuenta básita, el 90% de la cerveza es agua, por ende cambia mucho dependiendo de los minerales que tenga y demás.

Me estoy tentando, hay que hacer una buena picada con varias cervezas para probar. Todo sea por ayudar a subir el PBI del país, no? jejeje

Anónimo dijo...

Hola, nobleza obliga, vengo a comentar. Tres semanas atrás leí tu recomendación y fui hace 2. La pasé de 10. La comida excelente, tomé cervezas importadas (ya ni recuerdo los nombres, no te voy a mentir) y el ambiente me pareció más que agradable. La atención fue correcta y los precios acorde a la situación.
Comí las rodajas de cerdo con guarnición y salza de mostaza de dijón. Coincido con vos, muy buena.

Dato color: fui el día anterior a que Argentina juegue con Alemania por los cuartos de final. Pasadas las 24hs, los muchachos se pusieron a cantar "... que vamo´ a salí´ campeone´ otra ve´, como en el ochentaiseeeeeeeeeiii..." (Me pregunto si habremos perdido por eso... je).

En fin, felicitaciones y gracias por la recomendación.

Gustavo.