miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Dónde comprar? - El Ahorro al alcance de la información

Esta vez, más que recomendar un lugar específico, vamos a contarte los tips que usamos a la hora de obtener la mejor relación precio calidad en productos.

El objetivo no tiene que centrarse en el precio solamente, porque de esa forma no se logra obtener el mayor beneficio en las compras. Hay que ser muy estratégico a la hora de lograr un balance entre buenos precios, buena mercadería y ahorro de tiempo.

Dice le dicho que el tiempo es oro, pero nosotros lo llamamos felicidad. Uno no desperdicia el tiempo que utiliza para trabajar en hacer las compras, así que dejemos de lado ese mito de valorar el tiempo con el dinero para usar de métrica la felicidad, lo que hace más triste nuestra reflexión. 1Sí! Todo tiempo desperdiciado será tiempo que podíamos usar para descansar o hacer lo que nos gusta. Por eso el primer punto es tener en cuenta que el tiempo que deseemos utilizar para hacer las compras no tiene que agotarnos. El ejemplo más simples es: Frente a mi depto está Avicar, una cadena que ofrece (al menos la sucursal de Frías y Vera) calidad mediocre de carnes a precios bastante caros. A media cuadra tengo una carnicería que me ofrece la misma calidad a precios un poco más baratos, y a 3 cuadras tengo otra carnicería que me ofrece excelente calidad a los mismos precios que Avicar. Por último hay excelentes carnicerías en la zona de Mataderos que ofrecen calidad y precio inigualables. ¿A dónde iría a comprar la carne? Simple: a la carnicería que tengo a 3 cuadras. Salvo casos especiales donde uno tenga que comprar 5 bondiolas o 7 lomos enteros, que no será el caso de muchos lectores, lo mejor es encontrar un lugar cercano a casa ya que perder una o dos horas para ahorrarse 5, 8 o 10 pesos, no vale la pena.

Otra forma de maximizar el tiempo es organizarse en forma secuencial los lugares a los que uno piensa ir a comprar y ya llevar la lista con todos los productos repasados, olvidarse un producto puede trastornarnos la comida. También conocer los horarios de mayor consumo de cada lugar es otra forma de hacer las compras ganando tiempo extra para uno. Muchas veces en estos casos es bueno ir a la feria del barrio, comunmente ubicada en los laterales de las plazas, porque se pueden comprar la mayoría de los productos frescos en un mismo lugar. Acá es importante tener una buena relación con los vendedores para que nos cuenten que mercadería está mejor y cual no tanto.

Respecto a los descuentos, hay varios tipos de descuentos para aprovechar. El primero es el de las tarjetas de crédito y débito. Para saber si nos sirve el descuento lo mejor es ya tener una idea de valores de precios en otros lugares; los supermercados chinos suelen tener mejores precios en vinos que las cadenas de maximercados, por lo que, en ciertos casos no vale la pena irse hasta un Coto o un Disco si a la vuelta de casa podés tener el mismo precio.

Los sábados y domingos también una buena opción es pedirle prestado el diario a un amigo (así evitamos el consumo excesivo de papel, total cada vez hay menos noticias) y ver que descuentos hay en las grandes cadenas y apuntar especialmente a los productos no perecederos, como suele ser "70% de descuento en la segunda unidad". Acá lo bueno es tener espacio y no comprar excesivas cantidades de un mismo alimento.

Como dentro de poco se vienen las fiestas, este es el mejor momento para comprar almendras, nueces, chocolates, pavita congelada y espumantes. Lo más probable es que nos ahorremos un 15 a 20% debido a la inflación de fin de año tomando en cuenta que, lo más probable, es que no nos aumenten el sueldo hasta marzo.

Muchas veces conviene evaluar si es mejor la conserva que el producto fresco. Suele ser un ahorro importante el producto natural pero también nos demanda tiempo, por lo que debemos estar bien organizados. Si uno está bien organizado y se arma la mise en place, como se dice en gastronomía, todo funciona mejor. ¿Cómo armar una mise en place? Organizándose lo que uno piensa comer de antemano y evaluando los tiempos muertos de cada cosa. Es fácil abrir una lata de garbanzos, pero es mejor dejarlos remojando en agua cuando uno se despierta y, al llegar del trabajo ponerlos a hervir, preferentemente a fuego medio, para evitar que se pasen, y mientras ocuparse de otras cosas. De esa forma cuando estamos a mitad de preparativos ya tenemos listos los garbanzos y podemos disfrutar de un producto con menos sodio. Pasa lo mismo con las arvejas. Comprar una lata de buenas arvejas es mucho más caro que consumir las frescas, que en muchos casos se pueden comprar en caterings de tergopol envuelto en film y congelar. Pasa lo mismo con los choclos, aunque en este caso a veces hay que estar atentos a ciertas ofertas ya que el choclo suele ser muy caro y la lata rinde bien.

Hay muchos productos que no sirve acopiar en cantidad: verduras, frutas, huevo. Por ejemplo, el huevo es siempre más barato en el superchino o comprando el maple en la pollería, sin embargo las verduras y las frutas no son un producto para elegir por precio. ¿De qué nos sirve elegir una papa barata si está gomosa o ya le empiezan a salir brotes y manchas blancas? Suelo pagar el morrón entre $12 y $15, muchas veces lo encuentro a mejor precio, pero es mejor tener un morrón fresco, crocante, con la piel lisa y brillosa, que dura mejor y tiene mejor calidad en nutrientes y sabor que otro con el que me puedo ahorrar capaz 1 o 2 pesos.

El truco en la fruta y la verdura es saber conservarla. Cada alimento necesita una ubicación, se dentro o fuera de la heladera. La banana despide, mientras madura, un gas que acelera la maduración de otras frutas. Si tenemos algo verde o que no llegó a su madurez deseada, lo juntamos con al banana y listo el pollo, en un par de días está a punto caramelo. Pero si nos equivocamos y dejamos la banana junto con los duraznos listos para comer, seguramente encontremos compota llena de peluza. Ciertas frutas como la manzana es mejor tenerlas en la alacena o el bajo mesada y dejarle el lugar a otras que necesitan heladera. Otras como la zanahoria y el choclo es mejor meterlas en la heladera envueltas en una bolsa de plástico (así de paso las reusamos) para que no se sequen o pierdan humedad. Con las hojas verdes pasa lo mismo, siempre envueltas en bolsa o papel de diario, en la parte más inferior de la heladera, salvo el caso de la rúcula, radicheta o albahaca, las que es mejor comprar en cantidad justa ya que no duran casi nada, inclusive en heladera.

Como twittié hace un mes cuando aparecieron las frutillas, por favor, no compren productos fuera de temporada. Lo mejor es tener en cuenta cuales son los productos de temporada e ir consumiendo la variedad que corresponde, si no nos volvemos locos por comer arándanos todo el año como si nos hiciera más feliz o como si no pudiéramos vivir sin hacernos un Bellini con durazno fresco en julio. Siempre pasa con los espárragos, la gente los compra apenas aparecen y son más fibrosos que una tabla de Surf. Mejor hacerse una listita con productos según temporada e ir comprando a medida que el precio se acomoda. Al principio la frutilla estaba $8 la bandeja de ¼ kilo, ahora ya está en 3 pesos y, sobre algunas verdulerías se consigue a $10 el kilo.

Los huevos siempre tienen que estar con la panza más gorda hacia abajo; por ese lugar respira el “futuro” pollito, por lo cual irá envejeciendo a medida que entra aire al saco que contiene. Si el huevo está en esa posición el saco está presionado por el peso del líquido y envejece más lento. También es bueno comprar huevos lo más frescos posibles y cocinarlos en el momento.

Las ofertas de carnes suelen ser tentadoras pero la calidad variará mucho de lugar en lugar. Las carnicerías chicas no tienen buenos cortes de cerdo pero sí tienen esos productos para guisos que las grandes descartan, como la pata, el rabo, etc. Las carnicerías de supermercados tiene ofertas interesantes porque acopian mucha mercadería que no logran vender y los mejores precios en pollo lo tienen las avícolas. Si uno piensa freezar productos tiene que pensar que tiempo tendrán para descongelarlos y trabajarlos, por ende no conviene freezar una suprema entera si demorará por lo menos 2 horas a temperatura ambiente o 30 minutos en agua tibia. Es más simple ya porcionar la suprema en dos partes y colocarle film entre porciones para que se puedan despegar con facilidad.

Si no tenemos cancha con el cuchillo destrozaremos el pollo entero y tendremos un 40% de desperdicio en el peso que pagamos, por lo que nos costará casi lo mismo que comprarlo deshuesado con la diferencia que no perdemos tiempo. Es mayor el ahorro a medida que uno logra encontrar ese equilibrio entre ofertas, precios y desperdicio.

Lo bueno del freezer es que podemos guardar productos que sobran para utilizar en sopas o caldos. Todos esos pedazos y restos de pollo, carne de vaca o cerdo, son ideales para hacer caldos o hasta una demiglace. Esos huesos que tiene el cerdo o el pollo que uno descarta son ideales para dejar en una olla con agua, sal y las especias que gusten para hacer un caldo casero y usar para comer unos capelettis o hasta para reducir y espesar con maicena y utilizar como salsa en un corte más magro.

La harina y el azúcar son productos para comprarlos en los supermercados de cadenas grandes como Coto. Al tener convenio con los precios del gobierno la harina suele estar la mitad que en un super chino. El azúcar no es tan variable pero siempre estará más barata.

Makro es otra de las buenas opciones, especialmente en bebidas, ya que comprar el pack de gaseosas suele ser un gran ahorro. Ni hablar de los bidones de agua mineral de 5 a 7 litros. Llegan a estar un 50% más baratos que en otros supermercados. También uno tiene que tener en cuenta cuanta bebida gasificada consume y comprar en base a ese consumo. A veces resulta mejor comprar botellas de 600cc o de 1.500cc porque las grandes de 3 litros sólo sirven para los cumpleaños.

Si pensamos hacer sushi, hay ciertos productos en los que conviene ahorrar y otros en los que no. Al margen del salmón y otros pescados que vayamos a utilizar, los productos de pequeño consumo como el picante, el aceite de sésamo, el wasabi, son mejor comprarlos en pequeñas cantidades y los de mejor calidad. Casi todos los años tiro media botellita de aceite de sésamo ya que uso algunas gotas por comida, por lo tanto no me hace diferencia un aceite que cueste $10 o $20, si me va a durar 1 año. Sí conviene comprar el más chico porque dependiendo de la intensidad siempre va a sobrar para la fecha de vencimiento. El wasabi es lo mismo, ¿de qué nos sirve comprar mucho si después se pone viejo y feo? Con las hojas de alga nori suele pasar algo similar. Si nos dedicamos a hacer sushi todos los días, podemos comprar la bolsa de 50 o 100 hojas, ya que nos puede rendir alrededor de 2.400 rols en el mejor de los casos. Si hacemos de vez en cuando, mejor comprar la de 10 hojas y una buena, no nos cambiará tanto el esquema de gastos y evitaremos que se pongan húmedas y viejas. Respecto al queso: está el Philadelphia y está el Cream Cheese. Uno cuesta mucho menos de la mitad, pero no es la misma textura ni sabor. Es cierto que hay sushi bares que usan el queso García y les extraen agua para usarlo como Phila, pero nosotros y ustedes, lectores del blog, no pertenecemos a ese grupo de personas. A nosotros nos gusta usar el producto tal cual es, por el mismo motivo que no nos gustaría tomar un remedio trucho y poner en riesgo nuestra vida. Eso sí, podés ahorrar si tenés un Jumbo o un Disco cerca, el Phila suele estar un poquito más barato ahí.

Por último, si comprás salmón para sushi en el barrio chino, pedile que te lo fileten y le saquen la piel, pero deciles que si van a tirar la piel te la querés llevar. No te la van a cobrar y es una buena opción para hacer skin rolls. ¡Ojito, la piel es pura grasa!

Si se me olvida algo, se los cuento en las próximas entregas.





El Guerrillero Culinario

13 comentarios:

Anónimo dijo...

POR FIN UN ARTICULO CON BUENA DATA!!!!

Anónimo dijo...

excelente entrada!
Podrás compartir que carnicería y que verdulería son tus favoritas? Soy del barrio y estoy testeando a ver donde me conviene comprar ya que ultimamente estoy notando una baja enorme de calidad al menos en mi verdulería de siempre.

Saludos

Le Cuisinier dijo...

Anónimo segundo;

La carnicería con buena calidad y que suele cumplir que conozco de la zona es la que está en la esquina de Lavalleja y Aguirre, no es barata y siempre hay cola, pero tienen buena mercadería.

La verdulería que me gusta, por el trato que le da a la gente, es la que está en Ángel Gallardo y Ramos Mejía. Si uno va decidido a comprar buena mercadería y lo aclara de ante mano te va a decir que llevar y que no llevar.

La avícola con buenos precios es la que está en Drago, entre Scalabrini y Araoz.

¡Contame donde comprás así tengo en cuenta!

Pitangus dijo...

Muy buena información! Pregunta: sabés dónde se puede conseguir harina de almendra? (para hacer los macarons) ya vengo preguntando por todos lados (casas de repostería, dietéticas) y ninguno lo tiene...

Le Cuisinier dijo...

Pitangus;

No es un producto abundante pero hay un par de dietéticas en microcentro donde capaz las consigas. Hay una dietética en Talcahuano, entre Perón y Bartolomé Mitre que se llama Villares, llamá antes por las dudas: 4382-6351.

Voy a ver si pregunto mañana por las dietéticas que hay en la zona y te cuento si consigo.

Podés también hacerla tostando las almendras, pelándolas y procesándolas, pero no es lo mismo porque siempre despiden algo de aceite y eso transforma todo en una crema.

Sino te vas a tener que ir hasta la zona de San Juan y Jujuy. Probá averiguando en El Nuevo Emporio Gastronómico, ahí suelen tener nueces, almendras, pasas, gelificantes, granas, aditivos, etc. http://www.elnuevoemporio.com.ar/

Anónimo dijo...

Que genial... La esquina del ternero! Sabes que justo ayer compré unos bifecitos ahi. Se que no es barato, pero tiene buena mercadería.

Mi verdulería queda en la misma cuadra, es aguirre llegando a julián alvarez. Nada del otro mundo, tiene precios acordes a la mercadería que en general es buena.
Voy a probar la verdulería que me decís para comparar.

La avicola esa cambió de dueños, antes tenía unas hamb de pollo que eran un lujo, pero hace mucho q no las pruebo.

La verdad que no tengo lugares preferidos, solo para recomendar "un mundo aceitado" que queda en vera y corrientes. Si encuentro algo que valga la pena comentar, te aviso.

Abrazo!

Le Cuisinier dijo...

Un Mundo Aceitado va a ser una nota entera recomendado donde comprar aceite de oliva. En realidad ya la escribí, pero no fui a sacarle fotos. A veces me da un poco de vergüenza ir a sacar fotos así nomás a los negocios, la gente es muy desconfiada.

Pescadería buena es la de Corrientes, pero siempre prefiero irme hasta el barrio chino a comprar.

Pitangus dijo...

Muchas gracias por la data, voy a ver si lo consigo en esos lados!
:-)

Le Cuisinier dijo...

Pitangus;

Pregunté por acá y no encuentro harina de almendras.

Pitangus dijo...

Dicha dificultad de conseguirla, me hace pensar si esa será la razón para que un minúsculo macarón por unidad salga tan caro!! ;-)

Andreita dijo...

Bendito el tiempo libre en el trabajo que me deja investigar internet... Ya ni recuerdo como llegué, pero lo hice! Bueno, después de leer esta publicación, me tiraste abajo la idea de mi propio blog, porque expresaste exactamente lo mismo! Es genial saber que ya hay alguien (y muchos más) que al igual que yo tratan de educar en esta materia que poca gente le da bolilla y es tan importante. Gracias por tomarte el trabajo de escribir todo eso que me cruza la cabeza todos los días.
Y el blog está buenísimo, ya recorrí varias publicaciones y son todas muy buenas, y me animaría a decir que seguro ya te crucé en alguno de esos lugares de los que escribiste (o en varios, quien sabe).
Saludos y gracias por el blog!!!! Andrea

Le Cuisinier dijo...

Muchas gracias por los comentarios Andrea. Si no nos cruzamos ya nos cruzaremos en algún evento gastronómico.

Cualquier dato, recomendación o tip que quieras compartir estoy abierto a recibirlo :D

Veroka dijo...

Feria municipal: los domingos esta en Drago entre Ang Gallardo y la del naval.
Martes Olaya y Luis Viale
Buena calidad, buenos precios.