miércoles, 19 de diciembre de 2012

Un Bar, un Resto, un Pub, un Antro, una Heladería, un Vino, un Espumoso...

Se termina el año y todos decidimos cerrar, de una forma u otra, todas las cagadas con buena onda que hicimos durante un 2012, que por más positivo que haya sido, fue realmente duro.

Mi forma de cerrar las macanas (como diría mi viejo) es con comida. Digamos que es una especie de reconocimiento a los espacios y productos que tanto disfruto y me dieron sonrisas y centímetros en la cintura.



Un Bar: Ocho7Ocho

Desde el año 2005 que este bar sigue siendo mi bar de cabecera. Pasé por varios que me gustaron, pero si hay un bar al que le pongo las fichas hoy es Ocho7Ocho.

Ideal para ir distendido, escuchar una excelente selección de música, comer y tomar acorde a lo que uno puede exigir: calidad y coherencia con los precios. Si querés saber más de este bar podés leer la siguiente nota:




Un Resto: Sarkis

Nunca me traiciona. Siempre cumple. La cola más larga y lenta de la historia la vivís acá. Pero, como todo lo que se hace esperar, cuando lo conseguís, tiene un gustito especial. Y hablo de la comida, no de la cola.

Este es mi lugar para juntarme con amigos foodies, comer como animales, reírnos de lo que nos golpeó la vida y la falta de pelo de algunos que ya pasaron los treinta, seguir comiendo y hacer chistes sin sentido sobre la borra del café turco. Hace un tiempo puse fotos y comenté como se come acá. Pasá, ponete cómodo y sentí como el hambre te invade el estómago:





Un Pub: The Shanghai Dragon


Lo conocí hace relativamente poco en comparación a los anteriores dos lugares que recomiendo pero en el último año vengo alcoholizándome de lo lindo en este pub de decoración moderna de un estilo pseudo chino sacado de los negocios de OK KO.

Lugar que terminó siendo el espacio de encuentro de los #ViernesBirrero, excusa de unos cuantos locos lindos con ese blend de soledad, tristeza, ganas de olvidar y por qué no una pizca de ganas de seducir. Mejor te puedo contar en el siguiente post:





Un Antro: Chifa Man San


Gracias a Diego Bagnato conocí este lugar hace un tiempo. Es un antro porque un lugar con una decoración pseudo china y peruana berreta, mesas de fórmica, una mujer que oficia de cuatro mozos al mismo tiempo, unos baños terribles...

... pero como se come ahí, no tiene nombre.

Lo que se "morfa" en este lugar es de no creer. ¿Querés comer barato? Andá a Chifa Man San. Cuando digo barato, GRITO BARATO. Acá se comparte hasta el tenedor. Todo es grande y adaptado al poder adquisitivo de la clase media golpeada por el aumento del ABL de Macri o la suba de los precios de la nafta. Si quiero llevar a un extranjero a que conozca una pocilga donde se come excelente y es mejor atendido que en su casa, lo llevo a Chifa... Y por si te quedan dudas podés darte una vuelta por acá:





Una Heladería: El Jauja


Otra de las nominaciones (?) que se me complicaron. Estaba entre Don Alberto, una heladería de la zona de San Justo/Lomas del Mirador en la cual conocí los sabores más gordos y asquerosamente tentadores...

Pero ganó El Jauja. Ganó porque la mezcla de variedad y calidad llevó a que sea mi heladería preferida. Si te gusta el sabor por "el nombre que tiene" podés estar seguro de que lo hicieron bien; por ejemplo: a mi no me gustan los frutos rojos en el helado, prefiero los chocolates, pero quienes probaron los helados con frutos se quedaron enamorados. Yo prefiero el Chocolate Profundo, el Ristretto y el Anarangibre. Si querés saber mi experiencia catando helados de esta heladería, acá tenés una crónica que te toma menos que un té de la virginia:





Una Cerveza: Antares Wee Heavy


Tuve mis dudas ya que el podio estaba muy peleado. Por un lado pensé en la más inglesa de todas, la Kingston IPA, pero al mismo tiempo sentía que la Barley Wine de Antares era otra bomba de la que estoy enamorado...

Hasta que recordé a la erótica Antares Wee Heavy que sale por temporada. Una cerveza similar a la Barley Wine (Pale Ale) pero con madera. Hoy en día es que más me gustó de lo que llegué a probar de fabricación nacional. Si te interesa saber sobre las cervezas embotelladas o sobre los bares de Antares podés entrar a estas dos crónicas:







Un Vino: Alta Vista Terroir Selection Malbec 2008


Que le hayan puesto 91 puntos es anecdótico. Que sea mi vino preferido, no.

¿Es el mejor? ¿Qué lo define como el mejor? Da igual si es el mejor, si es mejor que otros, o lo que sea. Para mi es el vino que más me gusta. La relación precio calidad del vino es increíble y está adaptado a mi paladar. Tengo una botella guardada para ver qué le pasa en el 2020. Hoy en día está costando unos $115, aunque si preguntás por Cuveè en la vinoteca Frappè vas a obtener algún que otro descuentillo, o al menos una charla amena.

No escribo sobre vinos salvo en algún que otro viaje o evento especial, así que les paso mi crónica de mi viaje a Mendoza para que lean algo que, al menos a mi, me gusta mucho:





Un Espumoso: Ruca Malén Brut


Otro monstruo bebible. Otra bomba digna de paladares excitados por sabores nuevos.

Sé que está lleno de espumosos más caros y con puntaje más alto. Pero el Ruca es el espumoso que HOY elijo para tomar si quiero algo distinto. El resultado de este Brut es una botella con ese dejo a levadura, a pan crudo, masticable, untuoso, muy al estilo del viejo mundo. Si querés algo distinto a lo normal sin andar gastando doscientos pesos por botella, andá directo a este que está apenitas por debajo de los $100 y realmente vas a tomar algo especial...



 
 
El Guerrillero Culinario

https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK

2 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Excelente selección!
Me anoto un par de lugares que no conozco, como La Jauja (le fallasta a Don Alberto!) y ese Chino-peruano (cuando me le anime).

Saludos y felices fiestas!

Fanny dijo...

estoy 100% dacuerdo para 878, antares, sarkis, the shangai Dragon, Jauja, todo eso ! Chifa Man San no conocia, voy a ir de una !

me encanta tu blog
gracias
fanny