lunes, 28 de mayo de 2012

Heladería El Jauja - Para romper con la dieta


Nombre: El Jauja
Tipo: Heladería
Estilo: Helados artesanales, cafés, pastelería.
Dirección: , Capital Federal
Teléfono:

Evaluación
Helados: Increíbles
Ambientación: Muy Buena

Mi hermana siempre me hablaba de los helados que había probado en el sur. ¡Que Jauja de acá, que Jauja de allá! Un buen día me enteré que habían abierto una heladería en Buenos Aires. Ni lento ni perezoso me fui a conocer el lugar.

Mi background de helado está dado por las típicas cadenas conocidas (Freddo, Muchi’s, Chungo, Un’Altra Volta, etc.) y algunas de las heladerías artesanales más clásicas del circuito metropolitano (Saverio en San Cristobal, Scannapieco de Palermo que cerró hace no mucho, Tino cerca del Parque Centenario, Sorrento en Lomas del Mirador, DUE en Ramos Mejía y La Veneciana en Lanús). ¡Hay que encontrarle un lugar a otra heladería más!

El Jauja nació siendo bien hippie. De hecho al principio vendían hamburguesas y todo tipo de alimentos en el Bolsón para saciar el hambre hippona hasta que se quedaron sin distribuidor de helados. ¿Qué hicieron? Los empezaron a fabricar ellos mismos.

Hoy en día sigue siendo una heladería de familia, con algunas sucursales pero con la producción en el sur. Y aunque trasladar el helado desde allá suene extraño es una forma de mantener los niveles de calidad utilizando siempre la fruta fresca en su punto de maduración exacto.

Esta es una ventaja y desventaja. La ventaja conocer de antemano un standard de calidad elevado. La desventaja es que, si se quedaron sin un tipo de fruta, ese helado no se hace hasta el año siguiente.

Muchas variedades se dieron por probar cosas distintas, como el uso de leche de oveja o cabra, frutos poco conocidos o mezcla de frutos. Los helados pasan el primer control de calidad, que lo pruebe la familia. Si les gusta, sale al mercado.

Una regla básica a utilizar en el descifrado de los nombres es: mientras más complicado de pronunciar, más complejo es el sabor.

La historia no termina en que fui varias veces a probar los helados. La historia se pone más interesante cuando gano, por primera vez, algo en Twitter.

Siguiendo en Twitter al portal Kekanto y a la heladería, un día me entero que los primeros 20 en contestar iban a estar invitados para degustar helados en este panteón de las emulsiones de sabores.

Me habría venido bien ganarme el Quini 6, pero como mi felicidad muchas veces se compra por el estómago, se me dibujó la sonrisa.

Conocía casi todos los sabores pero me vino bien para sacar algunas fotos (¡excusas!). Aunque soy más de los chocolates, las cremas y los sabores fuertes, tengo que admitir que los frutales les salen geniales.

Impuntual (a propósito) como siempre, llegué tempranito así me aseguraba no quedarme sin helado. Sabía que los fanáticos que quieren ir a una degustación de helados suelen ser tan peligrosos como un Orco del Señor de los Anillos.

Probamos 8 sabores. En orden de aparición les paso mis comentarios

Frambuesa: Frutal, fresco, buena textura tipo sorbete, sin partes de hielo ni esa cremosidad no buscada en los helados al agua, 8.5

Murra: Muy bueno, con cierto retrogusto fuerte, 8. Para los mal pensados, la murra es una fruta. Menos mal que no es una flor (digo, no?)

Limsau: Mezcla de limón con Sauco (el sabor no proviene del fruto, lo cual lo hace más interesante todavía). Suave, para paladares especiales, interesante la textura, 8.5

Anarangibre: Como su nombre más o menos nos da una idea es una mezcla de Naranja, Ananá y Jengibre. Excelente, fresco y cremoso, con el picante justo dado por el jengibre, dulce perfecto por el ananá y aroma suave por la naranja, 10.

Mouse del Piltri: Excelente, frescura y cremosidad justas, 10. Pruébenlo y me dicen.

Ristretto: ¡Mortal! Excelente el sabor del café y tiene una textura cremosa extrema, se funde en la boca. Como diría el Bambino VeiraUna Manteca”: 10

Desoriente: Sabor especial que te “desorienta” con su mezcla de sabores. Quizás sea demasiado fuerte, lo que tapa a otros gustos. Sólo para entendidos, 9

Chocolate Profundo: Directamente un orgasmo, no puedo puntuarlo por estar muy por encima de lo que mi paladar entiende. Es de esos sabores que te hacen fanático de una heladería. Sabores por los que volverías desde tu exilio en otro continente para probar.

Si son fanáticos del cacao como el que está narrando esta orgía de sabores tienen que pedirse un cuartito de Chocolate Árabe, Chocolate Andino y Chocolate Profundo. Apúrense. En cualquier momento va a estar penado el consumo de estas drogas en forma de crema helada.






El Guerrillero Culinario

https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK

4 comentarios:

jajandio dijo...

Dejo una dirección en capital que arriba no aparece:
Federico Lacroze 2239

Dai dijo...

Deliciosos Helados!
Volví encantada del sur después de haberlos probado... no paré de recomendarlos! y lo sigo haciendo.

Un día probe la combinación de los sabores Ristretto con Crema y con Canela... Un Placer!!!

Flavia dijo...

También están en palermo. Cerviño y Lafinour.
La mouse del Piltri es lo más para los que nos gusta el dulce de leche y ahora tienen un nuevo sabor llamado Casi light (para comerlo sin sentirse culpable, se trata de chocolate blanco con dulce de leches y almendras caramelizadas).
Gracias por permitirnos saborear sin engordar.
Flavia

Recorrida Gastronómica dijo...

si vas por tucuman proba los helados de BLUE BELL inigualable!!!!!