jueves, 18 de junio de 2015

Día del Padre Gourmet

Se me ocurrió que les podía hacer un resumen de regalos posibles para un padre gourmet, dependiendo de qué es lo que le gusta, qué cosas disfruta, del perfil de viejo sibarita que tenés. 

Seamos sinceros. Tener actitud sibarita no siempre implica que
te guste todo lo relacionado con la cocina. En mi caso, si me regalás una espátula de pastelería, la voy a terminar usando para enduir paredes, porque la pastelería delicada no es lo mío. Igualmente tampoco merezco un regalo porque todavía no soy padre.

Que yo sepa.



  • Sibarita de los Guisos


Al que le gusta cocinar guisos le gustan las ollas pesadas, las de barro, las ollas grandes, firmes. Desde las ollas Essen (yo tengo ésta) hasta las de acero inoxidable doble fondo (como ésta) vas a poder cocinar cualquier guiso clásico, evitando que se queme con facilidad el contenido. En barro recomiendo una que ya está curada, es liviana y hasta el momento me duró unos 8 años, en especial la de 32cm

Ideales para hacer Tajine de pollo, Locro, Feijoada, etc.


  • Amante oriental


Woks de acero (no requieren curarse pero la comida se pega y se quema más seguido) o woks de chapa curados (a mi gusto mejores siempre que uno los mantenga bien) son los regalos más comunes. Sin embargo, también hay muchos otros regalos para hacer. Desde una tabla para picar de bambú (son livianas, fáciles de limpiar y quedan lindas) hasta un cuchillo Santoku (cuchillo de chef alveolado para que la comida no se pegue a la lámina) o un Kai Yanagiba (para padres exigentes que aman el sushi). Es fácil encontrar sets de sushi o podés ir a los mercados del Barrio Chino y armar el tuyo, inclusive con palitos de acero inoxidable, y vas a quedar de diez con tu viejo. 

En esta receta cocino con un wok de acero inoxidable.


  • Parrillero

Lo primero que regalaría, de no tenerlo, es un set en caja de aluminio bien completo, pero si te parece caro podés chusmear en los Falabella, Sodimac o mismo en los Easy que seguramente haya otros más simples, pero siguen siendo útiles. No confundir con los sets para la parrilla, que también son útiles, y los comprás en negocios o hasta en la calle, en ciertos lugares estratégicos como el puente de Gaona y Acceso Oeste, en Ciudadela.

Ahora, si lo querés mucho, podés ir por una parrilla. Cada parrilla tendrá lo suyo. Prefiero las que son fijas y tienen brasero, porque una vez que te acostumbrás a usar la brasa chiquita, es otra cosa. Sino podés regalarle un Chulengo, ese tambor hecho parrilla que se adapta muy bien a los balcones.

Cómo cocinar un cochinillo en un Chulengo, el video acá.


  • El español
Si tu papá viene de familia española, o es español, te diría que le podés regalar un jamón, pero al final de cuentas se lo van a comer entre todos. Entonces es mejor regalarle algo PARA el jamón... y para él. El soporte jamonero viene bien porque no hay nada más complicado que fetear un jamón sobre la mesada. Sino podés optar por un cuchillo para jamón, hay de mil formas y colores, largos y flexibilidades, tenés para elegir sin drama. Sino, para darle algo lindo, decorativo y útil, andá por el aceite de oliva que tanto aman los españoles, pero uno en botella linda y grande, copate con el regalo.

Acá estoy hablando con un gran enólogo sobre el aceite de oliva en general.



  • El Italiano

Si te das maña con la cocina te diría que le hagas un lindo lemoncello, pero como eso toma por lo menos 2 meses, lo podés dejar para el año que viene. Al tano le gusta cocinar con especias, y un buen especiero lleno de especias es un regalo de puta madre. Lo que más va a usar es ají molido, pimienta blanca, ajo en polvo, pimentón ahumado, ají picante (peperoncino), pimienta en granos, comino, canela, nuez moscada, orégano, tomillo y romero. Si le gusta el vino, no dudes en comprarle un Valpolicella, un Ripasso o un Amarone, los típicos vinos del norte de Italia que tanto amano los italianos. 

Receta fácil para hacerle a tu viejo, los Taralli


  • El que quiere ser Mallmann

Pensá en agreste, en naturaleza, pero pensá caro. Mallmann no abre un vino Toro en medio de la montaña sentado en una sillita oxidad de plástico. Mallmann se abre un buen vino, en una buena copa, sobre una silla de camping de calidad, al costado tiene su caña grosa con la que acaba de pescar una trucha que va a ahumar a la parrilla, y con esa hacer una ensaladita de verdes y trucha ahumada cortando todo con su cuchillo alemán, mientras se va por las ramas contándote historias de su vida. 



  • El que quiere sentirse como en el campo, en su casa


Si tenés una parrilla adonde hacer fuego podés comprarle un disco de arado para cocinar miles de cosas. O sino una sartén grande y ponerla en un soporte. O la paellera. O comprar las 3 cosas y dejarte de joder. Si no tiene lugar para el fuego, un mechero de 3 líneas de fuego es suficiente para cualquier disco, sartén o paellera. Un buen disco dura toda la vida. Un quemador, también.


  • El fanático de la pasta

Arranquemos por una Pastalinda, producto con más de 60 años de vigencia. Ponele que querés completar el kit, un palo raviolero no viene mal. Si a eso le sumás el molde para sorrentinos ya tiene un set listo para hacer pasta a full. El enrulador de ñoquis ya lo debería tener, por algo le gusta la pasta. 

  • El que quiere cocinar en casa


Si bien hay mil cosas que necesitás para hacer de tu día de cocinero algo cómodo, arrancaría por un buen cuchillo de chef de unos 20cm y un pequeño cuchillo de oficio para trabajos manuales. Hay sets donde vienen ambos, podés tirarte a uno de esos. Pela papas, ralladores, pinzas para carne, tablas de colores por cada alimento para diferenciar y evitar la contaminación cruzada, espátulas, coladores chinos (se llama así, no es chiste), fundamental tener una buena balanza, especialmente electrónica, así sabés con exactitud lo que estás pesando. Si querés arrancar regalándole productos para cocinar podés entrar a ver todo lo que importa San Giorgio, desde arroces hasta leche de coco, y armarle una linda alacena de productos a tu papi gourmet.

  • Lector Gourmet


Comfort Food de Jamie Oliver, un libro que se puso de moda ahora por la movida del inglés que llevó a las redes sociales a subir fotos a Instagram de todo tipo de comidas hogareñas.

Cocinemos En Un Toque de Jimena Monteverde, la cocinera más canchera de la tele que enseña a cocinar de una forma fácil, simple y eficiente.

La Cocina De Les Halles de Anthony Bourdain, un libro con excelentes recetas que sigo al pie de la letra cada vez que quiero recurrir a la gastronomía francesa de hogar, y bodegón.

De Mar a Mar de Takehiro Ohno, libro del japonés formado originalmente en cocina española que es tan tranquilo a la hora de explicar platos que ni se te ocurriría podés hacer en tu casa.

El Arte de la Cocina Francesa de Julia Child, un gran libro de cocina francesa que viene siendo un elegido de hace ya muchos años entre los lectores.

El Gran Libro De Doña Petrona de Petrona Gandulfo, un clásico de clásicos, con recetas de antaño, y no tanto.



El Guerrillero Culinario


https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK





2 comentarios:

Manu Chamizo dijo...

Muy bueno todo Guerrilla! Pero para la caña de pescar a lo Mallmann, te recomiendo una Orvis Clearwater (para pesca con mosca, mas cheto)

Guerrillero Culinario dijo...

Como verás no sé mucho de cañas, Manu! jajajaja