viernes, 6 de diciembre de 2013

Degustación de Bitters - No seas amargo, y probá cosas ricas

Bitter o aperitivo es una bebida amarga que décadas atrás se tomaban los fines de semana o en las salidas con amigos, o inclusive, solo. Hace un par de años se pusieron de moda de nuevo y la gente se tiró de cabeza a probar porque la moda los lleva como corderos de Dios. Pero, ¿saben realmente qué es lo que están tomando?

Un día se me ocurrió que quería desmitificar a todos estos aperitivos amargos que se pusieron de moda y ver, siendo lo más imparcial, como se comporta cada uno solito, sin otra bebida ni heladera ni nada.

Probar y saber que tal son como aperitivo, como realmente se deberían tomar.

Puros, y de un saque.


Cinzano, de color ocre con algunos brillos dorados y otros rojos expresa aroma a caramelo delicado, no es invasivo en ningún momento. En la boca entra dulce pero automáticamente despliega un retrogusto amargo sin que el alcohol moleste en lo más mínimo. Lo único que persiste bastante es el amargor.

Cinzano
Aroma: 7
Sabor: 7
Complejidad: 5
Equilibrio final: 7

Punt E Mes, de color marrón oscuro con algún toque ocre en los bordes del vaso, en nariz se presenta similar al Cinzano pero con un giro más mentolado y fresco. En boca entra amargo con un toque a café quemado, queda el café y aparece el retrogusto tostado que se suma a una excelente acidez. El alcohol se siente muy poco y el retrogusto cae muy rápido hasta estacionarse en un amargor delicado en el fondo de la garganta.

Punt E Mes
Aroma: 7
Sabor: 9
Complejidad: 7
Equilibrio final: 9

Amargo Obrero, marrón de un tono similar al Cinzano y Punt E Mes, en nariz se parece mucho al Punt E Mes, fresco, muy suave y para nada alcohólico. En boca ataca mucho el alcohol al punto de hacerlo molesto. El retrogusto es casi inexistente y el sabor es similar al Terma Serrano pero menos dulce.

Amargo Obrero
Aroma: 7
Sabor: 4
Complejidad: 4
Equilibrio Final: 4

Cazalis Bitter, rojo como un licor de frutilla pero con un brillo muy interesante, en nariz casi es imperceptibles el aroma (levemente floral) más allá del alcohol (que tampoco se muestra muy fuerte). En boca se siente el alcohol y el caramelo claro (casi un almíbar) sin tener casi nada de retrogusto ni persistencia. Casi como un Campari que no llegó a serlo.

Cazalis Bitter
Aroma: 6
Sabor: 6
Complejidad: 5
Equilibrio Final: 5

Hesperidina, nuestra primera marca argentina se presenta de un color amarillo ligero similar a un vino blanco tardío y oxidado. En nariz sólo aparecen las naranjas sin siquiera sentirse el alcohol, lo que lo hace muy atractivo. Quizás en boca se nota alcohólico, con una entrada intensa por la naranja pero que pierde presencia por el ataque del alcohol que invade y se queda hasta el final largo sin retrogusto amargo. A mi gusto, con 5º menos de alcohol sería una bebida increíble.

Hesperidina
Aroma: 9
Sabor: 7
Complejidad: 7
Equilibrio Final: 7

Campari, una de mis bebidas preferidas, se presenta de un rojo cereza con una leve tonalidad hacia el ocre, siendo en nariz una de las bebidas más fáciles de identificar por tener aroma amargo, algo muy complicado de lograr. El alcohol, dada su graduación, no se siente al olerlo pero sí se siente en la boca, donde ingresa amargo, con un leve tono a caramelo oscuro casi quemado y un retrogusto excelente, con una intensidad suficiente para paliar el exceso de alcohol. Lejos es una de las bebidas que, así pura, tiene el equilibrio en la boca más interesante de todos.

Campari
Aroma: 9
Sabor: 9
Complejidad: 8
Equilibrio: 9

Hierro-Quina es una de esas bebidas que uno conoce por grandes barmans. En este caso la conocí gracias a Guille, un groso de la coctelería encargado de la barra de aperitivos más interesante de San Telmo, Doppelgänger. La Hierro-Quina se presenta con color marrón oscuro casi negro muy similar a olla vieja de hierro. El olor es fuerte, intenso y definitivamente tiene un dejo metálico interesante. En la boca entra con gusto a metal, sumado a caramelo, con un toque amargo que se vuelve para el lado del umami (sí, umami) similar al dejo del champignone crudo. El retrogusto no dura mucho pero es suficiente como para dejar una estela de sabores raros. Definitivamente el más complejo, más allá de no ser uno de los más ricos.

Hierro-Quina
Aroma: 7
Sabor: 7
Complejidad: 10
Equilibrio: 7

El Pineral tiene un color bastante atractivo, especialmente por el brillo que tiene. Su aroma es fresco, muy aromático, casi sin presencia de alcohol pero si con ese dejo a regaliz típico ya de estos bitters violentos. En boca es delicado, de sabor especiado, con complejidad y con un amargor suave que choca contra el caramelo oscuro, siendo la versión más parecida al Underberg alemán pero sin la violencia con que éste ultimo ataca a las papilas.

Pineral
Aroma: 8
Sabor: 8
Complejidad: 8
Equilibrio: 8

Me siento casi naïf pensando que tengo que describir al Fernet Branca en el país con mayor consumo de Fernet del mundo. Su color marrón oscuro con tonalidades más claras a los costados de la copa es atractivo, cosa que no considero igual respecto a su espuma si se mezcla con Coca Cola ya que el color de la espuma es sinceramente desagradable. En nariz empieza a notarse el alcohol chocando con las especias. En boca el primer choque se da por el alcohol, sigue un sabor amargo que muere rápidamente por el alcohol y deja un retrogusto débil, pero interesante por ser más especiado que amargo, ya que la presencia del alcohol barre con toda característica aromática. Sin dudas la combinación con gaseosa es un éxito ya que aplaca el alcohol y permite dejar que las especias desarrollen todo su encanto.

Fernet Branca
Aroma: 7
Sabor: 6
Complejidad: 6
Equilibrio: 6

Tanto rompieron las bolas con el Aperol, que Aperol de acá, que Aperol de allá, un bitter clásico de la coctelería veneciana, principal producto competidor con el Campari por ser protagonista en el Spritz. De color anaranjado con un toque dorado, aroma suave, fresco, pero suave, casi no se siente el alcohol (tiene 11ºc). En boca entra muy dulce, apenas aparece un amargo de fondo pero que persiste un largo tiempo (no tanto como el Campari) y el alcohol es casi imperceptible. Ideal para tomar puro después de la comida. Versión light del Campari. Para quienes quieren empezar con los bitters, éste es el recomendado.

Aperol
Aroma: 7
Sabor: 9
Complejidad: 8
Equilibrio: 8

El Cynar (pronunciado en italiano: chinar) es un aperitivo derivado del alcaucil (alcachofa), que tuvo su gran aceptación en la década de los 80’s, y ahora vuelve con la nueva coctelería que trae a los aperitivos de vuelta a la moda. Color ocre oscuro con toques dorados. El aroma es un similar a un te de hierbas, un toque mentolado, a causa del alcohol que lo hace más volátil. De entrada alcohólica, donde pelea el dulce con el amargo, y gana el dulce, y el regaliz. Es una bebida que, tomada pura, es compleja. Si dejás que exprese todo lo que tiene, y lo tomás con los ojos cerrados, te va a sorprender. Después de pasados los 20 segundos aparece el amargo que persiste. Me gusta, MUCHO.

Cynar
Aroma: 8
Sabor: 9
Complejidad: 10
Equilibrio: 5-10 (lo excesivamente desparejo lo hace equilibrado para la complejidad que tiene)

El Martini Rosso (que no tiene nada que ver con el trago) tiene un color ocre medio pálido, transparentón, de aroma muy similar al Cinzano, pero con una entrada medio alimonada que no te esperás, un dejo a caramelo quemado que se pierde al toque. Es una bebida que, sacada del freezer, sería ideal para tomar pura o con un toque de soda un día de mucho calor.

Martini Rosso
Aroma: 7
Sabor: 8
Complejidad: 8
Equilibrio: 8

Y de repente abrís un Becherovka y te das cuenta que te respiraste una farmacia del centro de Praga. El color es amarillo ligero, algo que no esperás de su botella verde. Entrada EXCESIVAMENTE alcohólica, que te quema desde la lengua hasta las encías, aromática al 100%, fuerte, potente, casi como un Absenta, sólo para machos o para tomar cuando ya estás dado vuelta y todo te viene bien. Es interesante como aperitivo pero tiene alcohol para desinfectar a un zombie.

Becherovka
Aroma: 8
Sabor: 6
Complejidad: 7
Equilibrio: 6

En un viaje por Budapest se me ocurrió comprar una botellita de Unicum. Esta especie de "Fernet húngaro" viene en un recipiente que ya suma puntos por la estética original que tiene. En aroma se lo nota entre mentolado y herbal. En boca es una cosa de locos. Desparejo como él solo, me hace recordar mucho al Pineral y a la Hierro-Quina. Con un dejo amarguísimo de fondo, ofrece un sabor para gente de paladar especializado ya que puede resultar muy chocante. Sin lugar a dudas está entre mis preferidos como digestivo pero nunca como aperitivo porque invade demasiado.

Unicum
Aroma: 7
Sabor: 9
Complejidad: 9
Equilibrio: 6

En Viena me topé con estas botellitas miniatura de digestivos y no podía dejar de comprarlas para probarlas. No las había tomado nunca y quería conocer a qué sabía el Guter Stern. Si bien es alemán no lo conseguí estando en ese país. De aroma más suave de lo que esperaba es un bitter con clara predominancia del regaliz, que pasa rápido y sólo resulta un poco fuerte por el alcohol pero no tanto por su gusto. Digamos que es un bitter para probar y conocer, pero de seguro no lo tendría nunca entre mis elegidos.

Guter Stern
Aroma: 7
Sabor:7
Complejidad:6
Equilibrio:7

Berlín debe ser el mejor lugar para comprar digestivos y aperitivos amargos. La variedad y precio que se consigue en los supermercados es un espectáculo. De paseo por ahí compramos estas botellitas con líneas rectas de base pesada estéticamente hermosas. Si bien me traje varias para acá las tomé sin antes sacarle una foto en igualdad de condiciones a las demás fotos que estuviste viendo. Más allá de ese detalle, este bitter llamado Kuemmerling fue lo mejor que probé en años. Un licor de hierbas con aroma similar al Jäger pero más delicado y suave. En la boca se presenta mucho más dulce y picante con un retrogusto amargo potente que recuerda al sabor que queda de las grandes y bien amargas cervezas Doble IPA. Creo que lo definiría como el Jägermeister sofisticado, sólo para tomar puro y fresco, ni frío ni caliente. Si un día lo pueden probar, háganlo. Lejos el ganador.

Kuemmerling
Aroma:9
Sabor:10
Complejidad:10
Equilibrio:10
Por último va la bebida premium del momento. El Jägermeister se toma en Europa hace décadas como aperitivo, en el norte de Italia después de comer. Ahí fue donde tuve mi primer experiencia con el Jäger después de comer pipón pipón en el único restaurante de Firenze que me pareció recomendable: Trattoria Le Mossacce (Via del Proconsolo 55r). Volviendo a la bebida, color igualito al Cynar pero de aroma increíblemente herbáceo, casi sacado de una farmacia homeopática, el sabor es altamente alcohólico, picante en la lengua, aromático, con un amargor muy fácil de pasar, que tiene un dejo a pasto, hierbas, chamomilla, flores, muy interesante, pero opacado por el alcohol excesivo. Le quitaría 10º de los 35º que tiene para convertirlo en la bebida ideal para tomar pura.

Jägermeister
Aroma: 8
Sabor: 7
Complejidad: 7
Equilibrio: 7

El Guerrillero Culinario

https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK

11 comentarios:

Claudio Lodi dijo...

El que sabe...sabe.

Ariel Rodríguez dijo...

¡Muy buena la comparativa!
Están con todo los aperitivos. Eso le hace bien al deporte.

Abrazo

Anónimo dijo...

Soy fan de los amargos. Me enamoré.

El Vasco dijo...

Soberbia exposicion. Ud como siempre impecable!

Guerrillero Culinario dijo...

Gracias Vasco. Por ustedes hago lo que puedo, inclusive tomar alcohol.

Lucas Felipe Gonzalez dijo...

El cynar queda muy bien con pomelo.

jpg dijo...

Buenísima nota. Compré Cynar que le tenía ganas hace rato... vamos a ver qué onda

Claudio Muro dijo...

Y el Gancia?

Guerrillero Culinario dijo...

1.- El Gancia no es un bitter.
2.- El Gancia es una terrible garompa.

:-)

Pablo Simula dijo...

entre para ver cual faltaba y no falta ninguno gran nota, mis preferidos cybar y hesperidina

Guerrillero Culinario dijo...

Faltaría el Underberg. Pero es medio jodido de conseguir. Y lo uso como digestivo. El bitter Angostura no da para tomar puro ni a palos. Jajaja abrazo :-)